El legado andalusíRevista digital de la Fundación Pública Andaluza El legado andalusíaño XIII (2012)
Mapa de la Guerra de África

Pedro Antonio de Alarcón en la Guerra de África (1859-1860)

Antonio Rodríguez Profesor de Lengua Castellana y Literatura

...de tanto como he pensado, amado y sufrido en África...

Pedro Antonio de Alarcón embarca en Tánger el 22 de marzo, convencido de que la guerra debe de terminar y aceptar las condiciones del sultán de Marruecos, Mohamed IV, e irritado con los partidarios de extender la guerra, se compromete en una campaña por la paz, dispuesto a explicar que “la continuación de esta guerra  no tiene objeto; que será una calamidad para España, cuyo espíritu público anda extraviado; que los periódicos de la Corte, dueños absolutos de la opinión nacional, abusan de ella para empujar nuestro Ejército hacia un abismo, movidos por un error, por la ignorancia, por un patriotismo mal entendido.” Es consciente de que sería imposible sostener “una guerra que nos cueste 100.000.000 de reales y cuatro mil soldados por mes.”

Pedro Antonio de Alarcón reconoce en estas líneas la desilusión y el desencanto que en el fondo supone la guerra vista desde dentro.  Con el dinero obtenido por sus crónicas hizo un viaje a Francia, Suiza e Italia, que reflejó en la deliciosa obra  De Madrid a Nápoles,  pero esa es otra historia. Ya no volverá a ser el cronista social que asistía a los eventos con el afán “de ver, de ser visto” Aunque sigue escribiendo artículos y cuentos, acomete la elaboración de estructuras más ambiciosas que posibilitan una exposición de sus ideas más elaborada y razonada; inicia en España un género literario nuevo: la novela realista.

Conoce todos los articulos de
Antonio Rodríguez