El legado andalusíRevista digital de la Fundación Pública Andaluza El legado andalusíaño XIII (2012)
Mapa de la Guerra de África

Pedro Antonio de Alarcón en la Guerra de África (1859-1860)

Antonio Rodríguez Profesor de Lengua Castellana y Literatura

...los moros. Quiero hablarles; ser amigo de ellos...

El 26 de enero los españoles toman por mar los fuertes del Atlántico de Larache y Arcila, y el 7 de febrero, Tetuán. Pero desde la península, la opinión pública pide más: «Nuestro ejército no puede volver a España sin haberse posesionado al menos o de Tánger, por su importancia en el Estrecho, o de Rabat, por su importancia respecto a Mequínez, y el general O'Donnell no debe desconocer que estas conquistas son la parte útil de la guerra» (La Iberia, 7 de febrero, cuando se recibe en Madrid la noticia de la victoria de Tetuán). Aquí Pedro Antonio de Alarcón impone el realismo que pide O'Donnell. España no puede enfrentarse a Gran Bretaña, que de ninguna manera consentiría estos movimientos.

 Evidentemente la guerra del Rif, pomposamente llamada “de África” ha puesto a España al límite de sus posibilidades económicas y militares, por lo que Alarcón reconoce que es el momento de firmar una paz ventajosa que proporcione  una honrosa retirada. Igual postura defiende La Época, diario oficioso de la Unión Liberal, frente al resto de la prensa, más beligerante.

Conoce todos los articulos de
Antonio Rodríguez