El legado andalusíRevista digital de la Fundación Pública Andaluza El legado andalusíaño XIII (2012)

Ibn Firnas, el ansia de volar

David W. Tschanz Licenciado en historia y epidemiología. Colaborador de Saudi Aramco

Detalle de la obra La caída de Ícaro, de Carlo Sarceni
Las historias de los seres humanos que han intentado volar son tan antiguas como el mundo. Según la leyenda griega, hace más de 3.400 años Dédalo ideó unas alas hechas con plumas y cera para que él y su hijo, Ícaro, pudieran escapar de la prisión de Creta y ponerse a salvo en Sicilia. Pero Ícaro voló demasiado cerca del sol y la cera se derritió, lo que le condujo a  la muerte. 

Aunque este era un cuento con su moraleja, hubo sin duda otros intentos de llegar hasta el cielo. Algunos acabaron en un fracaso estrepitoso con un fatal desenlace; otros dejaron heridas en aquellos aspirantes a aviadores, y la dignidad tan maltrecha como para admitir su precario conocimiento y la incompetencia de su ingeniería. Pero fuera como fuese, todo esto no venía sino a reflejar sino la obstinación en negarse a aceptar la pura verdad: que “el hombre nunca podría volar”.  

Entre aquellos que sustentaban esta negación se encontraba Abbas Qasim Ibn Firnas.

Conoce todos los articulos de
David W. Tschanz