El legado andalusíRevista digital de la Fundación Pública Andaluza El legado andalusíaño XI (2010)

Las acuarelas de Concha Osuna inundan con su color Nueva York y Granada

Redacción El legado andalusí

Dentro del programa de exposiciones de artes plásticas que ha puesto en marcha bajo el título “El legado andalusí se abre a las artes”, se presenta la obra de la acualerista Concha Osuna: Los imaginarios cruzados de Washington Irving y García Lorca

Lorca y Washington Irving, dos personajes de distintas épocas, figuras imprescindibles en el imaginario cultural granadino, cruzan sus miradas desde Nueva York a Granada en un viaje de ida y vuelta, y cuyas visiones describe la artista a través del color, y la evocación de las emociones.

El pasado día 5 de mayo se inauguró la exposición de acuarelas de la artista Concha Osuna en la Sala de exposiciones Ibn al-Jatib, del Pabellón al-Andalus y la Ciencia, ubicado en el recinto del Parque de las Ciencias de Granada.

Esta muestra se enmarca en el ciclo de exposiciones de artes plásticas, bajo el epígrafe de “El legado andalusí se abre a las artes”, inaugurado a finales del pasado año. El ciclo, que será permanente y cada dos meses ofrecerá muestras de artistas nacionales e internacionales.

En esta ocasión, la artista, natural de Granada, nos sorprende con una obra en la que las enormes manchas de color suponen un valiente recurso cuando la técnica aplicada es la acuarela. Sorprende el gran formato de la obra de Concha Osuna, generalmente extraño en esta técnica donde prima la miniatura, que acepta y encaja mejor el trazo para lograr la precisión de las figuras. Sin embargo, el derroche de color que emana de la obra de Osuna, que parece derramarse sobre el papel, otorga una casi abstracción de los paisajes que define mediante trazos o elementos claves para contextualizar la obra; así pues, los motivos que elige le valen como excusa subjetiva para dejar que sea el color, la mancha, o el trazo los que “hagan”, y a través del arte la realidad opere como magia.

La muestra titulada “Imaginarios cruzados” hace alusión a dos literatos cuyas ciudades natales fueron su principal fuente de inspiración En esta muestra, uno inspira al otro y viceversa: Washington Irving y Lorca, son enmarcados con gran sensibilidad y maestría artística por la pintora en sus respectivos imaginarios. En ellos, estos autores encuentran de manera recíproca el exotismo en los actos y visiones más cotidianos de sus respectivos mundos, la evocación o la poesía en los elementos a los que están más acostumbrados, encontrando los momentos más íntimos de estas ciudades y su paisanaje, en aquello que está más a la visita. Y en esto se identifica Concha Osuna: para la que ‘ la reproducción de “lo más cercano” en su obra es el lugar en el que habitar creativamente, un espacio en el que se introduce, pincelada a pincelada, la visión imaginada dentro del espacio retratado’.

Concha Osuna, nacida en 1975, se forma en la facultad de bellas Artes de Granada, y es introducida en el mundo de la acuarela por Geoffrey Wynne y Ricardo Bellido, quien la anima a pedir una beca en Barcelona, donde obtiene el Premio Gaudí. Prosigue allí su formación en la escuela Massana donde enseguida le surge la posibilidad de trabajar con Walt Disney como ilustradora de libros infantiles.

Conoce todos los articulos de
Redacción