El legado andalusíRevista digital de la Fundación Pública Andaluza El legado andalusíaño XI (2010)

Renacimiento del Arte Nazarí. La obra de Miguel Ruíz Jiménez

Redacción El legado andalusí

Fiel restitución de una obra casi imposible. «La maestría hay que dejarla bien sentada y después soñar, volar, crear…»

Granada fue en otros tiempos la cuna de un arte absoluto y totalizador; un conglomerado arquitectónico artístico que integraba en su ambicioso proyecto de recrear recintos paradisíacos y moradas trascendentes, a todas las artes y artesanías de su tiempo. Heredaba un extenso patrimonio (Greco-romano, Oriental y autóctono) al que supo darle un talante intimista y abstracto; replegándose en la construcción de ámbitos interiores y fugas geométricas de irrepetible belleza.

A partir del siglo XVII, la historia de Granada ha sido la de una dorada decadencia, por completo al margen de protagonismos culturales o estéticos, que ha vegetado y vegeta en una mórbida complacencia de ruina encantada y voyeurismo turístico. En este panorama, la vieja y fértil artesanía del reino se ha ido transformando en un vil remedo, apenas válido para vender el recuerdo amorfo de una Ciudad dormida.

Es en este contexto, donde comienza la labor silenciosa de un granadino empeñado en rescatar aquellas viejas glorias artesanales de su olvido de siglos. Miguel Ruiz Jiménez ha elegido para ello el exponente más representativo de aquel protagonismo técnico y estético que hizo famosa a la Granada Nazarita: La Loza Dorada.

Él ha ido avanzando en silencio. A su alrededor ha ido creciendo un recinto encantado, como surgido de la mano de un ceramista sin tiempo que hubiese desvelado los misterios de la trasmutación del barro en materia preciosa. De una idea difusa, ha prosperado una colección capaz de llenar un palacio de leyenda y, la Loza Dorada surge de nuevo como un suave esplendor.

Miguel Ruiz Jiménez a los 7 años, ya tornea algunas formas y se va integrando en el taller de su padre. Desde los siete años lleva dedicado a este Oficio de oficios; investigando, ensayando, creando formas y motivos; abriendo brecha en este arte integral y recio, donde se condensan tantas maestrías y materias.

A los 15 años monta su propio taller en Jun – Granada, estudia bachillerato nocturno, química y anatomía. Asiste también en régimen nocturno a la escuela de artes y oficios donde estudia dibujo repujado y modelado. Desde 1965 al 1979, simultanea la realización de diversas obras escultóricas, como bustos del natural, relieves, obras en piedra artificial...

En 1975 comienza una férrea investigación para recuperar la “LOZA DORADA” y como broche a esta especialidad, analiza e investiga a fondo, una a una, las obras más importantes de la “LOZA DORADA” de todos los tiempos, para reproducirlas con gran fidelidad; estamos hablando de los casi irrepetibles “VASOS DE LA ALHAMBRA”. De hecho, ningún artista del mundo se ha embarcado en esa aventura desde el siglo XIV.

Simultáneamente realiza obras escultóricas como el monumento para el hermanamiento entre Granada y Coral Gables Florida – USA, murales como el de la embajada de España en Argel, el revestimiento de la torre inclinada del Pabellón de Andalucía para la exposición universal de Sevilla España 1992, colecciones escultóricas como el “EXTERMINIO DE LA MENTE”, “LOS HOMBRES ARCO”, etc.…

Como una faceta más de su trabajo en el campo de la arquitectura, en Octubre de 1995 inaugura la primera fase de su proyecto “PABELLÓN DE LAS ARTES”, un conjunto de esculturas arquitectónicas vanguardistas que dan un carácter singular y personal a su actividad arquitectónica y nos recuerdan el concepto renacentista de la fusión entre escultura y arquitectura, según Miguel Ángel, Leonardo y otros.

Ha impartido cursillos intensivos y conferencias a grupos de profesores y artistas de diversos países. A principios del 2000, Miguel Ruiz Jiménez, es elegido junto con Julio Romero de Torres Picasso y Velázquez para representar en Japón el arte andaluz de todos los tiempos. En el año 2005 comienza un proyecto privado de arquitectura escultórica en la región de Murcia.

En 2006 realiza una escultura de 18 m. de altura para una rotonda en Huelva. En ese mismo año realiza una escultura en acero corten, para homenajear a un grupo de marineros perdidos. (Provincia de Granada). En la página 327 del tomo 1 del diccionario, Historia del arte en Andalucía (Medio siglo de vanguardia), hay una reseña de su actividad escultórica. La revista americana SAUDI ARAMCO, incluye once páginas y portada de la obra e investigación cerámica de Miguel Ruiz en una tirada de 380.000 ejemplares, de difusión internacional.

Su obra tanto ceramística como escultórica esta dispersa por incontables lugares como España, Francia, Alemania, países Árabes, Italia, Japón, Sudamérica y en EE.UU., Nueva York, Los Ángeles, Miami, Las Vegas… En 2009 diseña y realiza el Hall del Hotel Catedral junto a la catedral de Granada. Un sinfín de exposiciones por el mundo avalan su trayectoria: España de norte a sur, Francia, Estados Unidos, Alemania, Japón, Alcazaba de Málaga 2008, Emiratos Árabes (2008).

Pabellón de las Artes
Estudio de Miguel Ruíz Jiménez
Camino Viejo de Jun, 5, bajo
18213 Jun Granada (España)
Tlfs.: 654 554 881 - 958 414 077 Fax: 958 414 112
www.miguelruizjimenez.com

Conoce todos los articulos de
Redacción